VI Jornadas Cervantinas de Azul (4-6 de noviembre). Segunda circular

Imagen

En el marco del VII Festival Cervantino de Azul, se celebrarán del 4 al 6 de noviembre las VI JORNADAS CERVANTINAS EN AZUL. Está abierto el plazo para presentar comunicaciones hasta el 16 de agosto, según se indica en la segunda circular.

 

Segunda Circular

La Facultad de Derecho de la Universidad del Centro de la Provincia de Buenos Aires, el Instituto Cultural y Educativo del Teatro Español de Azul y el Instituto Superior de Formación Docente y Técnica de Azul “Dr. Palmiro Bogliano”, reiteran su convocatoria a las Sextas Jornadas Cervantinas que habrán de realizarse en Azul, los días 4, 5 y 6 de noviembre de 2013.
    Las Jornadas Cervantinas de Azul se realizan desde 2007 en el marco de un proyecto de desarrollo local cuyos pilares son la educación, la cultura y el patrimonio y que tiene su base en la gestión comunitaria. El proceso tuvo su punto de partida en 2004 por la puesta en valor del legado bibliográfico de don Bartolomé J. Ronco: la colección cervantina Ronco, la más importante privada conocida en Sudamérica. El crecimiento de la propuesta ha involucrado desde entonces a amplios sectores de la comunidad y merecido entre otras distinciones de organismos nacionales e internacionales. En 2007 Azul fue designada por el Centro UNESCO de Castilla La Mancha como Ciudad Cervantina de la Argentina (vinculada con Guanajuato –Capital Cervantina de América-), en 2010 el Gobierno Nacional Argentino la nombró como la Ciudad de la Diversidad Cultural en el Bicentenario y en 2011 el mayor reconocimiento provino del Hermanamiento con Alcalá de Henares “cuna mundial del cervantismo”.
             En un marco de creatividad y entusiasmo las Jornadas Internacionales Académicas Cervantinas son fuente de promoción de la obra y los valores quijotescos y cervantinos, de investigación y generación de conocimientos que trascienden las fronteras y que honran no solo a Azul sino a la Argentina.

Destinatarios                                                                                                               .
Docentes e investigadores de Literatura y de otras disciplinas cuyas comunicaciones aborden la temática de las Jornadas Cervantinas, centradas en la comprensión de la obra y la figura de Cervantes, así como en su recepción y la vitalidad de sus valores en proyectos docentes y solidarios del presente.
Estudiantes avanzados, con trabajos supervisados por un docente

Declaraciones en trámite                                                                                         .
De interés provincial por la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, la que reconocerá las inasistencias de sus docentes que acrediten su participación en las Jornadas.
De interés municipal por la Municipalidad de Azul
De interés provincial por la legislatura de la Provincia de Buenos Aires
 
Propósitos y objetivos                                                                                               .
– Construir un espacio para compartir experiencias de lectura y de investigación alrededor de Cervantes y su obra, prestando especial atención al Quijote. Se pretende que las Jornadas Cervantinas sean un espacio de diálogo, en que no solo se expongan investigaciones, sino que se alienten la reflexión y el debate sobre ellas.
– Analizar las cuestiones fundamentales de la escritura cervantina insertándola en la   literatura y en la sociedad de su tiempo, y destacando su actualidad en los tiempos presentes
– Analizar e interpretar la relación entre texto y su contexto de producción y de  recepción, desde el siglo XVII hasta nuestros días.
– Aportar a la profesionalización de los miembros de equipos de investigación en literatura, y difundir las experiencias docentes, didácticas, culturales y sociales que han tomado como base textos literarios, especialmente relacionados con Cervantes y su obra.

Metodología                                                                                                                 .
•    Conferencias plenarias a cargo de invitados, abiertas a todo público.
•    Comisiones de trabajo por áreas temáticas, establecidas a partir de los trabajos presentados, en que cada participante explicará las conclusiones de su investigación, que podrán ser debatidas por el resto de miembros de las comisiones y los participantes de las Jornadas.
•    En las Actas correspondientes se publicarán los trabajos completos presentados, con el añadido de un informe de los debates a los que hubiera dado lugar.

Presentación de resúmenes para participar en las comisiones de trabajo
•    Fecha limite de envío de resúmenes: 16 de agosto de 2013.
•    Resumen de la comunicación:
o    Título
o    Autor (con indicación de si pertenece a una determinada institución)
o    Resumen (no más de 200 palabras), donde se indique claramente la finalidad del trabajo
o    Palabras clave que permitan identificar las áreas temáticas en que podría insertarse el trabajo.

•    Los resúmenes deberán enviarse por correo electrónico a: jornadascervantinasazul@gmail.com

Organizan
Facultad de Derecho – UNICEN; Instituto Cultural y Educativo del Teatro Español de Azul; Instituto de Formación Docente y Técnica de Azul “Dr Palmiro Bogliano”

Auspician
Centro de Estudios Cervantinos de Alcalá de Henares; Facultad de Filosofía y Letras – UCA; Oficina Cultural de la Embajada de España; Facultad de Filosofía y Letras – UBA; Biblioteca Popular de Azul “Bartolomé J. Ronco”; Municipalidad de Azul; Academia Argentina de Letras.

Imagen

Roberto Páez, ilustrador del Quijote

ImagenEn 1965, la Editorial Universitaria de Buenos Aires (EUDEBA) decide comenzar una nueva colección “Biblioteca Básica de la Lengua Española”, cuyo primer número será el Quijote, según una nueva edición fijada por los profesores Celina S. de Cortázar e Isaías Lerner, y con un estudio introductorio de Marcos A Morínigo. A la hora de elegir al ilustrador de la obra, se convocó un concurso internacional, en el que participaron 210 artistas. El jurado eligió por unanimidad la obra del ilustrador argentino Roberto J. Páez. Dada la calidad de muchos de los trabajos presentados, se animó a la editorial a publicar un álbum con una selección de los 13 finalistas: Roberto J. Páez, Guido Bruveris, Héctor Alberto Capurro, Alberto Cedrón, Julio Castro de la Gándara, Minoru Ikeda, Takashi Naraha, Atuyoshi Sugimura, Tadeusz Michaluk, Janusz Stanny, Janina Wegrzynowska, Janusz Wiktorowski y Josef Wilkon, que vio la luz en Buenos Aires en 1966.

Se realizó una tirada de 10.000 ejemplares. Lamentablemente muchos de estos ejemplares nunca se llegaron a distribuir dado el control que se ejerció en la Universidad por parte de la dictadura del general Juan Carlos Onganía (1966-1973), que bloqueó buena parte de las publicaciones de Eudeba.

Imagen

El programa iconográfico se compone de más de 100 ilustraciones, tanto en color  como en blanco y negro, firmadas por el artista argentino Roberto Páez. Destacan las 39 láminas a color, muy adelantadas a su tiempo, que pueden encontrarse en cada volumen.

El conjunto de ilustraciones puede disfrutarse en la Iconografía textual, que dirige Urbina: http://www.csdl.tamu.edu:8080/dqiDisplayInterface/doSearchImages.jsp?id=259

Menos conocida es la aparición del “Quijote” de Páez en el número 8 de la tercera época (mayo-junio de 1992) de la famosa Revista Proa, que por aquel entonces dirigía Alejandro Vaccaro. ImagenAdemás del detalle de la portada, en la majestuosa O del título de la revista, Páez, ilustrador de la revista, hará aparecer su Quijote tanto en el índice como en algunas páginas, marcando la numeración.

Imagen

Imagen

Un maestro de maestros, por Juan Goytisolo

Juan Goytisolo escribe en “El País” sobre Francisco Márquez Villanueva

1371496741_788474_1371496878_noticia_normalAbarcar en unas pocas líneas una obra de la magnitud de la de Francisco Márquez Villanueva es una tarea tan imposible como la de intentar apresar con redes el agua del mar. ¿Cómo dar cuenta de su ingente labor investigadora, de la riqueza y variedad de sus fuentes, de la profundidad y agudeza de sus análisis? Nadie conocía mejor que él la literatura española desde sus orígenes hasta su decadencia a finales del siglo XVII. Mi deuda con él es inmensa. Su lectura asidua me abrió nuevos caminos y orientó mi curiosidad hacia temas que sin él no hubiera tenido la posibilidad de tratar. Decir que era el maestro de varias generaciones de hispanistas se ajusta exactamente a la verdad. Recuerdo que al leer una selección de ensayos de autores muy diversos sobre lo raro (queer) en la literatura castellana del siglo XV y del llamado Siglo de Oro, le dije que solo cuatro de ellos me habían interesado, y sonrió: los cuatro habían sido discípulos suyos.

Pero esta maestría, reconocida por cuantos examinan nuestro pasado sin anteojeras, es decir, en toda su riqueza constitutiva, suscitó lamentablemente el rechazo o, por mejor decir, favoreció la ignorancia voluntaria de quienes se aferraban y se aferran al canon literario de una España únicamente cristiana y occidental, sin componentes árabes ni judíos.

Abierto a todas las fuentes del saber, Francisco Márquez Villanueva emprendió su vasta obra desde un prisma integrador de cuantas corrientes convergían en el rico caudal de nuestra literatura. Desde sus primeros ensayos de la década de los sesenta de la pasada centuria, establecido ya en Estados Unidos, abordó el tema de la españolidad conflictiva del siglo XVI con una amplitud de miras, en la estela de Américo Castro, que atrajo inmediatamente mi atención. Durante mis años de profesor visitante en California, Boston y Nueva York tuve ocasión de frecuentarle y admirar su labor. Sus ensayos sobre Cervantes, desde Personajes y temas de El Quijote (1975) a Moros, moriscos y turcos de Cervantes (2010), pasando por Trabajos y días cervantinos (1995) son de obligada referencia para quienes calan en la obra de nuestro primer escritor. Nadie se ha aproximado a ella con tal variedad de enfoques y ha hondado en sus estructuras narrativas y semánticas con tanta lucidez y erudición. Desde su cátedra de Literaturas Románicas de la Universidad de Harvard ejerció su magisterio mediante una metodología interdisciplinaria fundada en su bien asentada convicción de que el medievalismo español debería comprender tanto lo románico como lo semítico y que no podía ni debía ignorar la tarea investigadora de los arabistas y hebraístas.

Como mostró a lo largo de sus trabajos, la situación vivida por una importante minoría de españoles privados de la facultad de expresarse a cara descubierta fomentó la creación de estrategias creadoras defensivas de autores tan dispares como el del Lazarillo y Fray Luis de León, de Mateo Alemán y Cervantes, una disidencia de fondo enfrentada a los escollos del Santo Oficio y a la opinión mayoritaria de quienes lo sostenían. Márquez Villanueva no fue nunca un heterodoxo ni se propuso serlo. Buscaba tan solo ampliar las bases y ajustar los criterios historiográficos en beneficio de los amantes y estudiosos de nuestra literatura. Sus Orígenes y sociología del tema celestinesco, que releí recientemente, me cautivó tanto por sus conocimientos en la materia como por su claridad y rigor expositivos.

Mientras redacto apresuradamente estas líneas, conmovido por la noticia de su fallecimiento, examino la buena docena de libros que tengo al alcance de la mano y no sé a cuál remitirme. Su obra, como dije, nos desborda y me resisto a hablar de ella en pretérito puesto que sigue vigente y seguirá siéndolo para cuantos consideramos la literatura española sin apriorismos de ninguna índole. Como escribí hace ya algunos años, subrayar a estas alturas la importancia de su obra en el campo de la literatura e historiografía hispanas desde la España “alegre” de Juan Ruiz a la de la “fúnebre conmemoración del vacío” posterior a Cervantes, Góngora y Quevedo sería a todas luces superfluo si el tenaz e incorregible desconocimiento por parte de nuestro país de la obra de sus mejores hijos no nos obligara a ello. Su postura valiente y esclarecedora, en las antípodas del conformismo predominante en nuestro Parnaso, ha alentado la conspiración de silencio que premia en España a todo lo perturbador y fecundo. Pero tarde o temprano, la valía de una obra se abre paso y la de Márquez Villanueva aguarda su hora sin prisas. El futuro le pertenece y volverá caducos los argumentos de quienes abiertamente o con sigilo se enfrentaron a ella.

Teatros ejemplares en Buenos Aires

Con motivo de la celebración de los 400 años de la publicación de las “Novelas ejemplares”, el Centro Cultural de España en Buenos Aires (CCEBA) y el Teatro Nacional Cervantes han programado desde los meses de junio a agosto el ciclo TEATROS EJEMPLARES, en la que 7 jóvenes dramaturgos argentinos han adaptado 7 novelas ejemplares cervantinas, según el siguiente programa.

t.teatrosEjemplares

14, 15 y 16 de junio
AMÉRICA LATINA
, de Maruja Bustamante
Adaptación de La gitanilla (Leer)
A veces lo distinto se hace distante y otras veces la diferencia es la llave para la pasión más grande. Esta es una historia de amor ejemplar con canciones y excesos varios.
Con Monina Bonelli, Esteban Meloni, Diego Rosental, Emiliano Figueredo y Gael Policano Rossi.
28, 29 y 30 de junio
LA REINA DE CASTELAR
, de Roman Podolsky
Adaptación de La señora Cornelia (Leer)
Un hijo le hace preguntas a su madre en una entrevista previamente acordada. Pero en ese ir y venir de las palabras descubre que no espera encontrarse algo ignorado. El hijo advierte que ni siquiera le importa el contenido mismo de las respuestas. Y que tal vez le sobran hasta las propias preguntas. Sin embargo, la entrevista no se detiene ni ante la evidencia de su inutilidad radical.  ¿Qué quiere entonces un hijo que no cesa de hacer preguntas? ¿Y qué quiere una madre, que no se cansa de responder?
Con Marta Haller y Leo Saggese. 

5, 6 y 7 de julio
TU PARTE MALDITA
, de Santiago Loza
Adaptación de El celoso extremeño (Leer)
Un anciano celoso tiene atrapada en su fortaleza una bella muchacha. Un muchacho del pueblo, al enterarse, va hacia su rescate. Los sirvientes contarán esta historia repetida, pasiones cruzadas, desencuentros y heridas. Un relato exaltado sobre lo amoroso.
Con Juan Carlos Puppo, Laura Paredes, Anabella Bacigaluppo, Verónica Hassan y Esteban Meloni.

12, 13 y 14 de julio
CONSTANZA
, de Ariel Farace
Adaptación de La ilustre fregona (Leer)
Constanza habla. La misma y otra, una parecida, nuestra Constanza. Damos lugar a su voz, ausente en la novela de Cervantes. Constanza es ilustre y fregona, pensamiento y carne, realidad y apariencia, destino y fe.
Con Analía Couceyro.

19, 20 y 21 de julio
RES
, de Yoska Lázaro
Adaptación de Las dos doncellas (Leer)
Una mujer encerrada en una pieza de una pensión es el comienzo de la historia de una mujer o varias que viven una situación inquietante de la que nadie parece hacerse cargo. A partir de Las dos doncellas de Cervantes, tomado como discurso oficial del hecho que se narra, Res pondrá de manifiesto la situación de explotación a la que están sometidas muchas mujeres en el mundo. La pieza es el comienzo de algo que ya comenzó hace mucho tiempo y a lo que parece que la sociedad le gira la cara.
Con Fernando García Valle, Mariana Medina, Romina Oslé, Marcelo Saltal y Vilma Cubillas.

26, 27 y 28 de julio
NOS ARRANCARÍA DE ESTE LUGAR PARA SIEMPRE
, de Diego Faturos
Adaptación de La española inglesa (Leer)
Una pareja de jóvenes tiene que separarse. Quisieran quedarse juntos, pero a veces las dificultades fortalecen las cosas. Él emprende un viaje del que difícilmente vuelva. El amor y el dolor se confunden en ciertos lugares. La muerte muestra sus garras y se mete hasta en los sueños. Se puede amar a pesar del dolor? Puede sobrevivir una historia hastiada por la violencia? Ellos esperan y se desean, eso es seguro.
Con Lisandro Penelas, Lucila Garay, Cinthia Guerra, Sandra Villani y Daniel Begino.

16, 17 y 18 de agosto
RINCONETE Y CORTADILLO
, versión de Luis Cano (Leer)
Acerca de Rinconete y Cortadillo, es necesario decir lo mucho que odio las puertas. Las odio porque a los bebés los dejan en las puertas. En una puerta o en la basura. Pero cuando los dejan en las puertas mueren de frío. Por supuesto, cuando los dejan en la basura, alguien los pisa. Pero en las puertas son comidos por los perros. ¿Y qué hacemos, vamos a matar a los perros? Es por eso que odio las puertas
Con José Luis Arias (Pepe) e Iván Moschner.

1200x900_teatro_nacional_cervantes_1-600x450

Teatro Nacional Cervantes, con una fachada que imita la de la Universidad de Alcalá.

A vueltas con el nombre de don Quijote

Aunque de tanto en tanto los estudios cervantinos se cansen en «saber y averiguar cosas que, después de sabidas y averiguadas no importan un ardite al entendimiento ni a la memoria» (Don Quijote, II, 22), no se puede negar la variedad sin límite de aspectos merecedores de atención en la obra de Cervantes.

Uno de ellos, objeto de un buen manojo de trabajos, es el nombre del protagonista: se bautiza a sí mismo como don Quijote, sí, pero ¿su verdadero nombre es Alonso Quijada, Quesada, Quijana o Quijano? Poco antes de morir opta por Alonso Quijano, que ha pasado a considerarse el nomen original del personaje.

Margit Frenk dedicó un precioso ensayo («¿Alonso Quijano?», recogido en Del Siglo de Oro español, México, El Colegio de México, 2007, pp. 149-159) a replantear la cuestión desde las constantes ambigüedades que permean la novela: así, considera que se trata de un nombre impuesto en el último momento, con la intención —entre otras cosas— de responder a Avellaneda.

1

Sobre este punto contamos ahora con un estudio monográfico de Héctor Brioso, de muy recomendable lectura: El nombre de don Quijote, Vigo, Academia del Hispanismo, 2013.