Nueva edición de las «Comedias y tragedias» de Miguel de Cervantes en la colección Biblioteca Clásica de la RAE [edición]

A poco más de un mes del inicio del año del Cuarto Centenario, las prensas ya están que echan humo. Si el viernes anunciábamos la nueva publicación de una biografía cervantina, al tiempo contábamos con una reciente edición de las obras cervantinas. En este caso, la impecable Biblioteca Clásica de la Real Academia Española ha dado espacio a las Comedias y tragedias de Miguel de Cervantes, probablemente las más desatendidas de las obras cervantinas, edición a cargo de Luis Gómez Canseco. Estamos de enhorabuena, una vez más.


Comedias y tragedias se presenta en dos volúmenes: el primero, incluye la edición al cuidado de Luis Gómez Canseco  de los textos teatrales cervantinos, y el volumen complementario recoge estudios y anejos de Fausta Antonucci, Alfredo Baras Escolá, Sergio Fernández López, Ignacio García Aguilar, Luis Gómez Canseco, Valentín Núñez Rivera, Valle Ojeda calvo, Marco Presotto, José Manuel Rico García, Adrián Sáez, Debora Vaccari, Beatrice Pinzan y Martina Colombo.

Miguel de Cervantes, Comedias y tragedias (ed. Gómez Canseco). Biblioteca Clásica de la RAE [imagen: Real Academia Española]

Miguel de Cervantes, Comedias y tragedias (ed. Gómez Canseco). Biblioteca Clásica de la RAE [imagen: Real Academia Española]

La obra contiene la edición de ocho comedias –El gallardo español, La Casa de los celos y selvas de Ardenia, Los baños de Argel, El rufián dichoso, La gran sultana doña Catalina de Oviedo, El laberinto de amor, La entretenida, Pedro de Urdemalas– y de las piezas manuscritas El trato de Argel, Tragedia de Numancia y La conquista de Jerusalén por Godofre de Bullón.

[…] Cervantes quiso indagar en un arte propio de hacer comedias, rompiendo para ello con no pocas de las convenciones del teatro clásico y en un modo diverso al del otro arte, el nuevo. Por ello muchas de las comedias cervantinas no tienen un desenlace como tal, no acaban mal ni bien, sino que convergen en una cadena de hechos más o menos casuales, que no terminan por resolver definitivamente nada. Si bien se piensa, es lo que sucede con novelas como Rinconete y Cortadillo, el Licenciado Vidriera o el Coloquio de los perros y con varios de los mismos entremeses. Y es que, por más que escribiera para las tablas, Cervantes es siempre Cervantes. [texto/fuente: Real Academia Española].

Miguel de Cervantes,  Comedias y tragedias, edición al cuidado de Luis Gómez Canseco. Madrid, Real Academia Española – Barcelona, Espasa/Círculo de Lectores, 2016.

«Autógrafos de Miguel de Cervantes». Presentación en la Real Academia [vídeo]

Vídeo

El pasado 28 de enero, como ya anunciamos, se presentaban los «Autógrafos de Miguel de Cervantes Saavedra» (Ed. Círculo Científico; colección Taberna Libraria) en la sede de la Real Academia Española.

Esta obra recoge los doce manuscritos auténticos conocidos hasta el día escritos por Miguel de Cervantes en una edición facsímil. Junto a estos, diferentes estudios sobre la escritura cervantina de mano de reconocidos expertos.

Ya pueden acceder al vídeo completo de la presentación, en la que participaron el director de la Academia, Darío Villanueva, y los autores de los estudios que acompañan a los facsímiles: el académico Juan Gil y los profesores Sandra M. Cerro Jiménez, José Manuel Lucía Megías y Elisa Ruiz García.

Autógrafos de Miguel de Cervantes Saavedra, en la Real Academia [presentación]

El próximo jueves 28 de enero, a las 11:00 de la mañana, se presentará en la sede madrileña de la Real Academia Española la obra conmemorativa Autógrafos de Miguel de Cervantes Saavedra, edición para coleccionistas publicada por Taberna Libraria con prólogo del director de la Academia, Darío Villanueva.

Página de los Autógrafos de Miguel de Cervantes [fotografía: RAE]

Página de los Autógrafos de Miguel de Cervantes [fotografía: RAE]

La obra recoge en una singular edición facsímile el conjunto de autógrafos de Miguel de Cervantes Saavedra, repartidos en el Archivo General de Simancas, el Archivo Histórico Nacional, el Archivo Municipal de Carmona, la Biblioteca Nacional de España y el Rosenbach Museum Library de Filadelfia

Miguel de Cervantes fue un hombre de su tiempo, uno de tantos hombres del Siglo de Oro que se dedicó a las armas y a las letras; un hombre que, a pesar de su notoriedad en los últimos años de su vida, no ha dejado trazas en la documentación. Más de un centenar de firmas al pie de documentos de todo tipo y un puñado de autógrafos. Esta carencia testimonial y la grandeza de su figura al pasar de los siglos, dio pie a una pequeña industria de autógrafos donde se rescata su vida, la vida que dejó escrita en las páginas de sus libros, la vida que nunca vio la luz en los textos escritos por su propia mano.

JOSÉ MANUEL LUCÍA MEGÍAS
Presidente de Honor de la Asociación de Cervantistas

Reseña de la presentación [fuente: Real Academia Española]

Presentación en la RAE de los manuscritos de Cervantes, 28 de enero de 2016. De izquierda a derecha: Sandra Cerro, Elisa Ruiz, Darío Villanueva, Juan Gil y José Manuel Lucía [fuente: rae.es]

Presentación en la RAE de los manuscritos de Cervantes, 28 de enero de 2016. De izquierda a derecha: Sandra Cerro, Elisa Ruiz, Darío Villanueva, Juan Gil y José Manuel Lucía [fuente: rae.es]

Aurora Egido, nueva académica de la RAE

1402252982_212741_1402253915_noticia_normalAyer domingo, 8 de junio de 2014, tomó posesión Aurora Egido de su sillón B en la Real Academia Española, con un discurso sobre Gracián.


Un sillón para el Siglo de Oro

La filóloga Aurora Egido es la novena mujer que accede a la Academia en sus 300 años de historia
Dedicó su discurso de ingreso a Baltasar Gracián

Tereixa Constenla Madrid 8 JUN 2014 – 20:43 CET

El País (9 de junio de 2014)
http://cultura.elpais.com/cultura/2014/06/08/actualidad/1402252982_212741.html

A Aurora Egido (Molina de Aragón, Guadalajara, 1946) le gustan los principios. Esta tarde se ha instalado en uno: el que le abrió las puertas de la Real Academia Española (RAE) para sentarse en el sillón de la B, también principio de dos términos —bello y bueno— que Egido escoge por considerarlos palabras mayores. La filóloga fue votada hace un año para ocupar la vacante que dejó el cineasta José Luis Borau, que falleció el 22 de noviembre de 2012, un día después de la presentación de un libro sobre el director de título premonitorio: La vida no da para más, de Bernardo Sánchez. No soñaba la catedrática de Literatura Española con la RAE, pero que el poeta Pere Gimferrer, que se encargó de responder su discurso y que la presentó como “la mejor estudiosa del Siglo de Oro” la postulase, fue algo que le halagó.

El primer encuentro de Egido con el cine de Borau fue la película Furtivos (1978) en el cine zaragozano Palafox, luego tendría ocasión de encontrarse con el realizador de la mano de su amiga, la escritora Carmen Martín Gaite. Esta tarde, ajustándose a la tradición de los discursos de ingreso, le dedicó sus primeras palabras: “Borau creía que los símbolos solo tienen valor cuando no pretenden serlo; razón tal vez por la que aspiró a un ideal de película que pareciera que no estaba hecha”.

La memoria del director de Río abajo (1984) en la Academia no acabará, sin embargo, con este discurso de ingreso. La institución, heredera de su legado, incluirá pronto en su catálogo la inmensa biblioteca acumulada por José Luis Borau, compuesta por libros, guiones, carteles y postales.

La catedrática ocupa el sillón ‘B’, que dejó vacante el fallecido José Luis Borau

Pero volviendo a su principio, la catedrática de Literatura Española escogió a Baltasar Gracián (1601-1658), el jesuita aragonés que escribió obras capitales durante el Siglo de Oro como El Criticón, El Héroe, Oráculo manual o El Comulgatorio, para su discurso de ingreso (La búsqueda de la inmortalidad en las obras de Baltasar Gracián). Aunque barajó dedicar su ensayo a Góngora, finalmente se decantó por un autor por el que siente especial predilección, a la vista de los estudios que le ha dedicado. Buena parte de sus investigaciones gracianas se recopilan en su último libro, Bodas de Arte e Ingenio, publicado en marzo por Acantilado.

Pere Gimferrer la elogió como “la mejor estudiosa” de los siglos XVI y XVII

Egido ha sido, además, presidenta de la Asociación Internacional de Hispanistas, fundada en Oxford en 1962. Un nido de saber humanístico. Materias en retirada. “Se equivocan quienes sólo buscan una utilidad práctica a la enseñanza. Hay cosas que no tienen precio como la cultura, el placer que da la literatura ya es rentable en sí mismo. La cultura nos hace mejores a todos en todos los sentidos, en el estético y en el moral”, defendía en una entrevista telefónica realizada días antes de su entrada en la RAE. También esta tendencia tan contemporánea tiene su conexión con Gracián: “Consideraba que las humanidades aportan dignidad a las personas, ayudan a remontar las miserias”.

En el salón de las grandes ocasiones, Aurora Egido, que entró flanqueada por la escritora Carme Riera y el director y actor José Luis Gómez, relacionó las obras de Gracián con otros géneros (la épica, la picaresca, la poesía o la novela bizantina) y diseccionó su afán de eternizar su literatura al tiempo que glorificaba a los héroes y autores incluidos en ella.

Con el ingreso de la filóloga se elevan a siete las mujeres que pertenecen en la actualidad a la Academia. Representan el 15,2% de las 46 plazas. En sus 300 años de historia, la RAE fue refractaria a la presencia femenina (rechazó a grandes escritoras como Emilia Pardo Bazán o Gertrudis Gómez de Avellaneda) hasta 1979, cuando accedió la poeta Carmen Conde, a la que seguiría en 1984 la novelista Elena Quiroga. En estos tres siglos sólo se han abierto las puertas de la casa para nueve mujeres.

Aurelio González, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua

aurelioglzAurelio González, miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Cervantista, leerá su discurso de entrada en la Academia Mexicana el próximo jueves, 27 de febrero.

Sus compañeros cervantistas le queremos dar la enhorabuena por tan necesaria y merecida distinción.

logoamlnvo(1)

 COMUNICADO

 Elección de Aurelio González Pérez

 

En su sesión plenaria del jueves 11 de abril de 2013, la Academia Mexicana de la Lengua eligió miembro de número a don Aurelio González Pérez para ser el tercer ocupante de la silla XXX, a propuesta de doña Margit Frenk, doña Margo Glantz y doña Concepción Company Company.

El primero que ocupó dicha silla fue don Agustín Yáñez, pues aunque fue nombrado miembro correspondiente el 4 de febrero de 1953, fue académico de número el 5 de septiembre de 1953. Le siguió don Arturo Azuela, elegido el 9 de mayo de 1985, quien tomó posesión el 25 de septiembre de 1986 y murió el 8 de junio de 2012 dejando  vacante  ese  sitial.

Al hacer esta elección, la  corporación se honra con la incorporación de un eminente escritor y destacado filólogo especializado en la literatura española, en particular la medieval y de los Siglos de Oro, novohispana y la de tradición oral mexicana e hispánica en general. Destacan sus trabajos en torno al Romancero hispánico, el cuento tradicional y la novela de caballerías del siglo XVI, el teatro clásico español (en particular la obra de Cervantes, Lope de Vega, Calderón de la Barca, Bances Candamo, Sor Juana Inés de la Cruz y Ruiz de Alarcón), y el Corrido mexicano. También ha escrito obras de teatro, en especial inspiradas en tradiciones populares y cuentos para niños.

Entre las numerosas publicaciones de Aurelio González Pérez, podemos destacar Formas y funciones de los principios en el Romancero viejo, Romancero tradicional de México, El Romancero en América, Bibliografía descriptiva de la poesía tradicional y popular de México, Bibliografía básica de la cultura medieval, Historia del Centro Asturiano de México, Asturias y los asturianos en México. Ha editado Texto y representación en el teatro del Siglo de Oro (1997); Cervantes 1547-1997 (1999); Texto, espacio y movimiento en el teatro del Siglo de Oro (2000); 400 años de Calderón (2001),  Calderón 1600-2000 (2002), La copla en México (2007) y ha coeditado Edad Media: oficialidad y marginalidad (1998), Introducción a la cultura medieval (2005) Caballeros y novelas de caballerías (2008) Romancero: visiones y revisiones (2008), Amadís y sus libros (2009) Variación regional en la narrativa tradicional de México (2013), y las actas de once ediciones de las Jornadas Internacionales Medievales (1992-2010), así como más de un centenar de artículos y trabajos especializados sobre el Romancero, el teatro de los Siglos de Oro, los principales autores del periodo y otros temas de sus áreas de investigación.

Ha participado en reuniones académicas en México, Estados Unidos, Canadá, Argentina, Bolivia, Colombia, Brasil, España, Portugal, Alemania, Italia, Francia, Inglaterra, Serbia, Grecia, Polonia y Corea. Es editor de la series Manuales y Publicaciones de Medievalia y miembro de la Comisión Editorial de Medievalia, Signos Literarios y Lingüísticos, Connotas, Revista de Literaturas Populares, Prolija Memoria (México); Cervantes (Estados Unidos); América Sin Nombre, Anales Cervantinos, Anuario Calderoniano, Theatralia (España), Hispania Felix (Rumanía), Caracol (Brasil) y de la Nueva Revista de Filología Hispánica.

En su labor como docente, ha impartido cursos y conferencias en El Colegio de México, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Autónoma Metropolitana, el Instituto Tecnológico Autónomo de México, Universidad Iberoamericana, Universidad de Sonora, El Colegio de San Luis, Universidad de Montreal, Universidad de La Plata, Universidad Mayor de San Andrés en Bolivia, Universidad de Los Andes en Colombia, Universidad de Buenos Aires, Universidad de Castilla-León, Universidad de Navarra, Universidad Complutense de Madrid, Universidad Internacional de Andalucía, Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Universidad de Alicante y Universidad de Santiago de Compostela.

Además de la investigación académica y escritura en el área de la literatura española y de la docencia, ha desarrollado una pródiga actividad de difusión de la cultura hispánica en general a través de programas de radio, publicaciones y actividades culturales tanto en el ámbito académico de El Colegio de México, la Universidad Nacional Autónoma de México, como del Centro Asturiano y otras instituciones públicas y privadas.

Es Presidente de Honor de la Asociación Internacional de Teatro Español y Novohispano de los Siglos de Oro, Secretario General de la Asociación Internacional de Hispanistas, miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Cervantistas y Socio de Honor de la Asociación Hispánica de Literatura Medieval. Miembro de la Junta Directiva del Centro Asturiano de México responsable del área cultural.

Ciudad de México, abril de 2013