Rojoberto y don Quijote de la Mancha

Rojoberto y don Quijote de la Mancha (La otra zapatilla)

Rojoberto junto a don Quijote, Dulcinea y Sancho Panza. Compañía La Otra Zapatilla

Dirección: Jenifer Salas
Compañía: Teatro “La Otra Zapatilla”
Elenco: Patricia Cabrera, Daniel Espinoza, Óscar Cifuentes, Jenifer Salas y Carolina Henríquez
Técnica: Teatro de Marionetas
Sinopsis: Rojoberto es un niño que odia la lectura. Por obligación debe leer el Quijote, pero al quedarse dormido se sumergirá en un mundo de fantasía donde los personajes del libro, a través de canciones y aventuras demostrarán la importancia de la lectura.
FAMFEST, 23 al 26 de julio.


Dentro del 8º Festival Internacional de Teatro Familiar (FamFest) celebrado en Santiago de Chile, la compañía La Otra Zapatilla ofrece una interesante recreación del Quijote con el claro objetivo de animar a los más pequeños a la lectura. El pequeño Rojoberto, a quien la profe ha obligado a leer la novela de Cervantes, encuentra el libro bien fome. Pero ante la insistencia de su madre debe iniciar la lectura… y ahí se abre un nuevo mundo de imaginación donde las marionetas de don Quijote, un pelao y guatón Sancho Panza y Dulcinea (que hace doblete como Aldonza y Dulcinea) recrean varias de las escenas del primer Quijote buscando -y encontrando- las risas de los pequeños de la sala. La salida de la casa del hidalgo, la investidura caballeresca, la vuelta a casa, el escrutinio de la librería, los molinos de viento, los frailes de la orden de San Benito, la aventura de los batanes (-Zancho, ere’ un chancho), la penitencia en Sierra Morena y la entrega de la carta del escudero a la sobrerrana y alta señora Dulcinea –polola del de la Triste Figura- tienen cabida en la condensada adaptación teatral de La Otra Zapatilla.
(Imperdible, será mi kitsch-ismo folclorista, las líneas de Como yo te amo que Sancho dedica a don Quijote)

Realmente divertida, con un entrañable ceceante don Quijote de la Mancha, hace que los niños no solo la manoseen, sino la celebren entre risas y canciones. Muy recomendable.

El Quijotito. Un Quijote para niños ilustrado por los niños de Azul

La editorial Azul (Argentina) hac1011ef61ed9937904f4938c63d014ea_XL puesto a la venta el libro “El Quijotito: un Quijote para niños ilustrado por los niños de Azul”, a partir de la adaptación del texto realizada por Diana Calderón Romo, Marta Calzón Iglesias y José Manuel Lucía Megías. Una edición coordinada por Margarita Ferrer que se acompaña de más de 150 dibujos de niños azuleños de edades comprendidas entre 6 y 12 años.

El libro constituye el final de un largo proceso educativo que comenzó en el 2006, en el que han participado miles de niños, que llegaron a realizar 5400 dibujos de la obra.

527ed776c2dce_538x200

El libro puede comprarse en las librerías de Azul, en la Librería Clásica y Moderna en Buenos Aires y en la librería virtual Los injunables.

El conjunto de las ilustraciones de la primera parte, puede consultarse en el Mapa del Quijotito, un proyecto conjunto entre Azul y el Ministerio de Educación, dentro del programa nacional argentino: Mapa Nacional Educativo (http://www.mapaeducativo.edu.ar/quijotito/)

Mapa del Quijotito

El Quijotito fue presentado con una lectura pública en la que participaron más de 60 niños en el VII Festival Cervantino de Azul, el pasado 8 de noviembre.

527ed77693049_538x352La presentación ha tenido bastante repercusión en los medios. El Diario “Tiempo argentino”, le dedicó tapa y un amplio reportaje interior el domingo 13 de noviembre.

1453481_664210530277937_1053527645_n

El ‘QuijoTweet’ de La Mancha

Image(Noticia aparecida en el periódico el Correo, firmada por SAIOA ECHEAZARRA)

En un lugar de Twitter… alumnos del instituto Ekialdea resumen la obra de Cervantes, capítulo a capítulo, en 140 caracteres

‘En un lugar de Twitter, de cuyo nombre no quiero acordarme, 25 adolescentes leerán y adaptarán el Quijote. Bienvenidos al proyecto’. Así reza el particular prólogo de la trepidante lección literaria que imparte el profesor Sergio Tejero a alumnos de 2º de ESO del instituto Ekialdea. Capítulo primero: pupitres, pizarra electrónica y portátiles listos y conectados para condensar en los manidos 140 caracteres el pasaje ‘que trata de la condición y ejercicio del famoso hidalgo Don Quijote de La Mancha’, como publicó Miguel de Cervantes Saavedra en 1605. No en vano, la palabra ‘publicar’, en su tiempo verbal infinitivo, llega a ser ‘Trending Topic’ en esta informatizada aula.
El tecnológico método académico de este docente, que ha despertado la pasión literaria entre sus pupilos, busca fomentar la lectura y la lengua de Cervantes. «A cada alumno se le asigna un capítulo que debe resumir en un ‘tweet’ -de no más de 140 caracteres de texto-. Una vez acabado, lo corrijo y a continuación, lo publicamos en @ElQuijoTweet», explica Tejero.
Más de 1.200 seguidores avalan esta quijotesca iniciativa. Julen, Irati, Jon, Jokin y el resto de alumnos de 2ºH han sabido apreciar la historia de Alonso Quijano, que enloquece leyendo libros de caballerías y se cree un caballero medieval.
«Al principio parecía difícil, sobre todo por el número de páginas del libro -862-. Pero ahora me resulta divertido», percibe Irune Valluerca. El pesado vocabulario en castellano antiguo no ha sido impedimento para sus compañeros Joseba e Íñigo, que presumen de sobresaliente en Lenguaje. «Si nos mandaran leer el Quijote en casa, no pondríamos tanto interés. Pero capítulo a capítulo es más entretenido», se percatan ambos estudiantes, aficionados a la lectura en sus vertientes de «novela y aventuras».
Utilidad pedagógica
Para su ‘profe’ Sergio, con una experiencia de 12 años como periodista radiofónico, la motivación «es clave» en la enseñanza. Ante las connotaciones catastróficas que suscita la explosiva mezcla de adolescentes y redes sociales, Tejero apuesta por buscar la «utilidad real» de estas herramientas. Y la estricta limitación de texto que rige Twitter (no más de 140 caracteres) es la ideal para «enseñarles a resumir», materia que no es baladí en el desarrollo académico.
«Los alumnos que no saben resumir no saben estudiar», dice. No son capaces de asimilar una lección porque fallan en comprensión: «Les cuesta hacer esquemas». Pero gracias a la red social del pajarito azul -temida entre asociaciones de padres y direcciones de colegios-, «aprenden a buscar las palabras clave y componer oraciones». En síntesis: elaborar una buena sinopsis. «Eso les ayuda a mejorar no solo en Lengua, sino en todas las materias: Ciencias Naturales, Historia&hellip».
Como «la segunda obra más impresa del mundo tras la Biblia», el Quijote es el «clásico universal» que todo castellanoparlante debería concebir como «obra maestra» de las letras españolas. «Obligarles a leerlo no es la solución. Mi objetivo es que lo entiendan, que conozcan la historia, quién fue Cervantes, por qué el libro está dividido en dos partes, todo lo que rodea al Quijote de Avellaneda, etcétera». Sin duda, el método ha calado.
«Recibimos felicitaciones desde todo el país, de Europa y Sudamérica. Muchos profesores se han interesado por el método». Como docente, para Tejero lo más preciado es la respuesta de sus pupilos. «Están motivadísimos». Como diría nuestro ingenioso hidalgo, ‘cada cual, Sancho, es hijo de sus obras’.

Un Quijote infantil serbio ilustrado por Rade Markovic (2008)

El último QUIJOTE infantil serbio se publica en 2008 en Belgrado. Es una versión para niños muy abreviada, pero con 16 dibujos del ilustrador Rade Markovic (1955), realizados en lápices de colores. Estas ilustraciones de las escenas más conocidas de la novela cervantina son una explosión de color, alegre y rebosante de vitalidad, un juego de hebras mágicas con el que el artista busca acercar las aventuras del hidalgo manchego a los más pequeños.