Cervantes (1934), de Bruno Frank, objeto de estudio del cervantismo

Bruno FrankLa producción novelística de Bruno Frank (1887-1945) se ve directamente afectada por las repercusiones que la llegada al poder del régimen nacional-socialista tuvo para la literatura alemana de los años 30. Durante este periodo, serán varios los autores que vean en el medio de la novela histórica una herramienta para eludir la censura ejercida por las autoridades nazis. Entre 1930 y 1942, encontramos numerosas novelas de temática hispánica, entre las que destacan Ferdinand und Isabella [Fernando e Isabel] (1936), de Hermann Kesten, Las Casas vor Karl V. [Las Casas ante Carlos V] (1938), de Reinhold Schneider, o Ich der König: Philipp der zweite [Yo el rey: Felipe II] (1938), también de Kesten (Alonso Imaz 46-47).
Dentro de este resurgimiento de la novela histórica, en el que el interés por los temas españoles no resulta casual (especialmente si tenemos en cuenta los paralelismos entre los acontecimientos históricos de la España moderna y el transcurso de la historia alemana durante este periodo), surge la novela Cervantes (1934), en la que Frank nos ofrece una interpretación novelística y personal de la vida del autor del Quijote, y que retrata la gestación de la gran obra cervantina como el resultado de una vida de sinsabores y decepciones para un espíritu libre e imaginativo, el del autor alcalaíno, que vuelca sus desengaños en la construcción de la figura del Ingenioso Hidalgo.
La obra de Frank, largamente olvidada por la crítica, parece haber despertado durante el pasado año el interés de los estudiosos, ya que nos encontramos con dos artículos dedicados a la novela del autor alemán. El primero de ellos, “El Cervantes del exiliado Bruno Frank (1887-1945). El autor del Quijote como protagonista de un texto histórico”, firmado por Luis Acosta, catedrático de Filología Alemana de la Universidad Complutense de Madrid, se enmarca en el volumen Rückblicke und Neue Perspektiven (Bern: Peter Lang), resultado de la XIII Semana de Estudios Germánicos celebrada en Madrid en 2011. En él, Acosta traza una serie de paralelismos entre la figura ficcional del autor del Quijote a la que Frank da vida en su novela con las propias experiencias como exiliado del propio autor, que abandonó Alemania en 1933 por su condición de judío, para explorar posteriormente el uso de la novela histórica como medio de crítica al gobierno de Hitler y los inquietantes paralelismos entre su figura y la de Felipe II.
También de 2013, y dentro de la excelente publicación colectiva editada por Carlos Mata Induráin, Recreaciones quijotescas y cervantinas en la narrativa (Pamplona: Eunsa), nos encontramos con el artículo de Heinz-Peter Endress, “Cervantes como protagonista ficticio. Sobre una novela de Bruno Frank” (1934), también dedicado a la novela del autor alemán. Esperamos que las contribuciones de Acosta y Endress despierten un renovado interés por la novela de Frank, que vuelve a demostrar la veneración continuada que la cultura germana ha dedicado al autor del Quijote desde el Romanticismo.

4148nfrBa-L._SY344_BO1,204,203,200_

Referencias bibliográficas:
Acosta, L. “El Cervantes del exiliado Bruno Frank (1887-1945). El autor del Quijote como protagonista de un texto histórico”, en Rückblicke und Neue Perspektiven-Miradas Retrospectivas y Nuevas Orientaciones, Eds. Fernández Bueno, M., Llamas Ubieto, M., y Sánchez Hernández, P. Bern: Peter Lang, 2013: 17-43.
Alonso Imaz, C. “El exilio interior: Reinhold Schneider y su obra Las Casas vor Karl V” en Rückblicke und Neue Perspektiven-Miradas Retrospectivas y Nuevas Orientaciones, Eds. Fernández Bueno, M., Llamas Ubieto, M., y Sánchez Hernández, P. Bern: Peter Lang, 2013: 45-57.
Endress, H.P. “Cervantes como protagonista ficticio. Sobre una novela de Bruno Frank” en , Ed. Carlos Mata Induráin, Pamplona: EUNSA, 2013: 93-99.

Novedad editorial sobre la pseudotraducción en Cervantes

Una nueva publicación de interés para los cervantistas:

Jenn, R., La pseudo-traduction, de Cervantès à Mark Twain, prólogo de D. Merkle, Leuven, Peeters, 2013, 143 pp. [Bibliothèque des Cahiers de l’Institut de Linguistique de Louvain (BCILL), 129] ISBN: 978-90-429-2721-6

Más información.

“El poeta cautivo” de Alfonso Mateo Sagasta (recreación cervantina)

RECOMENDACIÓN PARA ESTAS VACACIONES.

¿Qué libro recomiendas?

En el año 2004, Alfonso Mateo Sagasta publicó una de las novelas históricas más interesantes sobre el momento en que Cervantes termina la segunda parte del Quijote: Ladrones de tinta

ImageSinopsis: Diez años después de que Francisco Robles editara la novelita titulada El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha, un tal Alonso Fernández de Avellaneda se atreve a sacar una segunda parte. Robles, furioso porque un avispado le pise un negocio por el que lleva años luchando, encarga a Isidoro Montemayor, uno de sus empleados, que encuentre al tal Avellaneda para ajustarle las cuentas. Curtido en todo tipo de lances tras sus años como encargado de un garito y gacetillero de la Corte, Montemayor se mueve como pez en el agua tanto en los tugurios más inhóspitos como en los círculos literarios más selectos. Indagando en unos y otros, pronto descubre que Avellaneda no existe; es un seudónimo tras el que se oculta alguien que dice haber sido ofendido por Cervantes, a quien trata de cornudo y homosexual. A Montemayor no le queda entonces más remedio que sumergirse en el Quijote y en la vida de don Miguel para comprobar qué hay de verdad en ello y quién puede querer tan mal al maestro como para acusarlo de algo que puede acabar llevándolo a la hoguera.

Años después, Mateo-Sagasta ha vuelto a las andadas y ha vuelto a Montemayor y a la librería de Francisco de Robles para intentar explicar las razones por las que en la segunda edición del Quijote se colocan mal los folios que explican el “caso del rucio”… El poeta cautivo.  Un tal Pasamonte será ahora el protagonista.

Image

Sinopsis: Jerónimo de Pasamonte, un veterano de Lepanto que ha  pasado dieciocho años cautivo de los turcos, llega a Madrid con la  ilusión de encontrar un librero que quiera editar su autobiografía  titulada Vida  y hechos de Jerónimo de Pasamonte. La misma noche  de su llegada,  mientras cena en un mesón escucha la  lectura de un  libro en el que  se habla de él como de un vulgar  ladrón. El libro esta  escrito por un  tal Miguel de Cervantes y se  titula El Ingenioso hidalgo don Quijote  de la Mancha. A partir de ese momento,  Pasamonte dividirá su  tiempo entre la búsqueda  de  editor, el cobro  de un pagaré y las  indagaciones sobre quién  es ese tal Miguel de Cervantes que tan injustamente lo ha tratado.

La obra es una lectura graduada (B1), que se acompaña de un audiolibro.