Cervantes y la ficción

1Estos años cervantinos replican con fuerza la maravillosa década cervantina, con todo un reguero de trabajos empeñados en revelar las claves de la vida y obra de Cervantes. En este marco de lujo ve la luz ahora una miscelánea de estudios de Valentín Núñez Rivera (Universidad de Huelva), dedicada a Cervantes y los géneros de la ficción.

V. Núñez Rivera, Cervantes y los géneros de la ficción, Madrid, SIAL, 2015.

El libro de Núñez Rivera va más allá —o más acá— de Cervantes, porque arranca con el origen de varios de los modelos de ficción en prosa (como la novela sentimental y la picaresca), para centrarse en la recepción y el manejo de estos patrones por parte de Cervantes, que combina piezas de diversa procedencia para conformar un nuevo y sorprendente mosaico.

Más en detalle, el volumen se estructura en dos secciones mayores, divididos en otros varios puntos:

I. Trayectorias y pervivencias

  1. Avatares de la ficción sentimental
  2. Del Lazarillo y sus proyecciones
  3. Hacia el libro de novelas

II. Modulaciones cervantinas

  1. Visajes de la locura entre Shakespeare y Cervantes
  2. Desde la poética sentimental
  3. Entre pastores
  4. Metamorfosis picarescas
  5. Pasamonte al soslayo
  6. Un pícaro a lo divino
  7. Las Novelas ejemplares, desde Quevedo y contra Montalbán

Con este aperitivo, el apetito aconseja dejarse de otras zarandajas y lanzarse ya, sin contención alguna, a saborear como se merece un libro que deleita tanto como enseña. Sea, pues, muy bienvenido.

Segunda parte de El coloquio de los perros, de Carrillo Cerón

ficha361t1No hay instante sin milagro. Al final de El coloquio de los perros de Miguel de Cervantes Saavedra, se supone que habrá un segundo coloquio canino, el de Cipión. Tuvimos que esperar 19 años después de la muerte de Cervantes para escuchar los curiosos ladridos de este segundo perro, según fueron transcritos por Ginés Carrillo Cerón en su Novela o coloquio que tuvieron Cipión y Berganza, perros que llaman de Mahudes, segunda parte de la que hizo Miguel de Cervantes Saavedra en sus novelas. Formaba parte esta obra de la colección Novelas de varios sucesos, en ocho discursos morales (Granada: Blas Martínez, 1635). Digo «formaba» porque «desapareció» por algún tiempo (obra de encantadores, sin duda). Fue encontrada por Emilio Cotarelo en 1925 y mencionada en 1965 por Eugenio Asensio en su Itinerario del entremés. Reaparece ahora en toda su plenitud gracias al estimado colega Abraham Madroñal, quien la ha descubierto de nuevo y editado esmeradamente. Las ironías no podrían ser más suculentas. La segunda obra no podría haber repetido las pautas de Berganza, como la crítica cervantina había imaginado. No obstante, sigue ésta la trayectoria de miscelánea sugerida por Cervantes en el primer coloquio. Tenemos, pues, una mezcla de géneros, anécdotas, rasgos picarescos e incluso dramáticos (entremesiles): precisamente a lo que apuntaba el primer coloquio-novela de Cervantes. Otrosí, el segundo coloquio (el de Carrillo Cerón) fue publicado el año de la muerte del Fénix de los Ingenios. A la vez, Ginés Carrillo Cerón dedicó la obra precisamente a este «Monstruo de la Naturaleza» (¡pobre Cervantes!). La más matizada ironía, sin embargo, es que fuera el propio Lope de Vega, como Familiar del Santo Oficio de la Inquisición, quien otorgara la censura del libro de Carrillo Cerón ese mismo año. El apreciado colega Abraham Madroñal nos brinda ahora este segundo ladrido en 2013, exactamente 400 años después del primero (el cervantino). ¡Wow! (¿Guau?). Felicitaciones y gracias a Abraham Madroñal.

Favor de ver la nota bibliográfica abajo:

Madroñal, Abraham, ed. La segunda parte del «Coloquio de los perros» de Ginés Carrillo Cerón. Prólogo de Carlos Alvar. Alcalá de Henares: Centro de Estudios Cervantinos, 2013. Publicación. Biblioteca de Estudios Cervantinos 31. 156 pp. 19,- €. ISBN: 978-84-96408-97-5. Internet (enlace directo).