«Imágenes literarias de la locura: Llull-Cervantes-Shakespeare»: Congreso Internacional (Universidad de Valencia, 2-4 de noviembre)

imatges_de_la_follia_2016_v3

La Facultat de Filologia, Traducció i Comunicació de la Universitat de València organiza para los próximos 2, 3 y 4 de noviembre de 2016 un congreso científico internacional con motivo de la celebración del 4º centenario de la muerte de Cervantes y Shakespeare y el 7º centenario de la muerte de Ramon Llull. El tema general del congreso será: “Imágenes Literarias de la Locura: Llull-Cervantes-Shakespeare”

Las líneas temáticas propuestas para el congreso son las siguientes:

  • Imágenes literarias de la locura en la literatura universal.
  • Ramon Llull, alta sabiduría de la locura: relaciones entre teología, mística y literatura. “Los locos de Dios” y “los locos de amor”.
  • Locura, parodia y crítica social en la novela de Cervantes y en la novela europea.
  • La transformación en escena: influencia de los personajes locos shakespeareanos.

    "Ataque de locura de Cardenio". L'ingenieux hidalgo Don Quichotte de la Manche (Garnier, 1877). Staal (dib.); Mounard (grab.)

    “Ataque de locura de Cardenio”. L’ingenieux hidalgo Don Quichotte de la Manche (Garnier, 1877). Staal (dib.); Mounard (grab.)

  • Representaciones de la locura en el teatro clásico: “stulti”, “insani” y “dementi”, y otros locos y marginados.
  • Llull, Cervantes y Shakespeare: retos en la traducción de la locura.
  • Reflejos novelescos, poéticos y teatrales de la cosmovisión carnavalesca: locura y exaltación del mundo al revés.
  • El tratamiento de la locura, vinculado a estos autores, en los discursos audiovisuales y de los media.
  • Metáforas y alegorías de la locura en la literatura: de la sabiduría y la prudencia a la violencia y el crimen.

Para más información, consulten la circular del congreso.

Cervantes y la ficción

1Estos años cervantinos replican con fuerza la maravillosa década cervantina, con todo un reguero de trabajos empeñados en revelar las claves de la vida y obra de Cervantes. En este marco de lujo ve la luz ahora una miscelánea de estudios de Valentín Núñez Rivera (Universidad de Huelva), dedicada a Cervantes y los géneros de la ficción.

V. Núñez Rivera, Cervantes y los géneros de la ficción, Madrid, SIAL, 2015.

El libro de Núñez Rivera va más allá —o más acá— de Cervantes, porque arranca con el origen de varios de los modelos de ficción en prosa (como la novela sentimental y la picaresca), para centrarse en la recepción y el manejo de estos patrones por parte de Cervantes, que combina piezas de diversa procedencia para conformar un nuevo y sorprendente mosaico.

Más en detalle, el volumen se estructura en dos secciones mayores, divididos en otros varios puntos:

I. Trayectorias y pervivencias

  1. Avatares de la ficción sentimental
  2. Del Lazarillo y sus proyecciones
  3. Hacia el libro de novelas

II. Modulaciones cervantinas

  1. Visajes de la locura entre Shakespeare y Cervantes
  2. Desde la poética sentimental
  3. Entre pastores
  4. Metamorfosis picarescas
  5. Pasamonte al soslayo
  6. Un pícaro a lo divino
  7. Las Novelas ejemplares, desde Quevedo y contra Montalbán

Con este aperitivo, el apetito aconseja dejarse de otras zarandajas y lanzarse ya, sin contención alguna, a saborear como se merece un libro que deleita tanto como enseña. Sea, pues, muy bienvenido.

Cardenio entre Cervantes y Shakespeare, por Roger Chartier (editorial Gedisa)

Image

La editorial Gedisa ha publicado la traducción del libro de Roger Chartier, Cardenio entre Cervantes y Shakespeare. Historia de una obra perdida, al que el historiador francés ha dedicado los últimos años de sus investigaciones.

Un libro, como todos los de Chartier, lleno de valioses aportes y que se enfrenta a uno de los grandes misterios de la bibliografía cervantina.

¿Cómo leer un texto que no exis­te, re­pre­sen­tar una obra cuyo ma­nus­cri­to se per­dió y de la que no se sabe con cer­te­za quién fue su autor?

Este es el enig­ma que plan­tea Car­de­nio –una obra re­pre­sen­ta­da en In­gla­te­rra por pri­me­ra vez en 1612 o 1613 y atri­bui­da, cua­ren­ta años más tarde, a Sha­kes­pea­re (y Flet­cher)-. Tiene como trama una “no­ve­la” in­ser­ta en Don Qui­jo­te, obra que cir­cu­ló en los gran­des paí­ses eu­ro­peos, donde fue tra­du­ci­da y adap­ta­da para el tea­tro; en In­gla­te­rra, la no­ve­la de Cer­van­tes era co­no­ci­da y ci­ta­da aun antes de ser tra­du­ci­da en 1612 y de ins­pi­rar Car­de­nio.

Pero este enig­ma tiene otros desa­fíos. Era un tiem­po en el que, prin­ci­pal­men­te gra­cias a la in­ven­ción de la im­pren­ta, los dis­cur­sos pro­li­fe­ra­ban; el temor de su ex­ce­so a me­nu­do con­du­cía a en­ra­re­cer­los. No todos los es­cri­tos te­nían la vo­ca­ción de sub­sis­tir y, en par­ti­cu­lar, las obras de tea­tro que, muy a me­nu­do, no eran im­pre­sas (el gé­ne­ro, si­tua­do en lo más bajo de la je­rar­quía li­te­ra­ria, se adap­ta­ba muy bien a la exis­ten­cia efí­me­ra de las obras). Sin em­bar­go, cuan­do un autor se había vuel­to fa­mo­so, la bús­que­da del ar­chi­vo ins­pi­ra­ba la in­ven­ción de re­li­quias tex­tua­les, la res­tau­ra­ción de res­tos es­tro­pea­dos por el tiem­po, la co­rrec­ción, ade­más, de fal­tas y, a veces, la fa­bri­ca­ción de fal­si­fi­ca­cio­nes. Fue lo que su­ce­dió con Car­de­nio en el siglo XVIII.

Vol­ver a de­li­near la his­to­ria de esta obra con­du­ce, en­ton­ces, a in­te­rro­gar­se sobre lo que fue, en el pa­sa­do, el es­ta­tu­to de las obras hoy juz­ga­das ca­nó­ni­cas. El lec­tor re­des­cu­bri­rá aquí la ma­lea­bi­li­dad de los tex­tos, trans­for­ma­dos por su tra­duc­cio­nes y sus adap­ta­cio­nes; sus mi­gra­cio­nes de un gé­ne­ro al otro; las sig­ni­fi­ca­cio­nes su­ce­si­vas que cons­tru­ye­ron sus di­fe­ren­tes pú­bli­cos. Para mu­chos de sus lec­to­res, Don Qui­jo­te fue, du­ran­te mucho tiem­po, un re­per­to­rio de “no­ve­las”, bue­nas para pu­bli­car por se­pa­ra­do o para lle­var a la es­ce­na, a costa de la cohe­ren­cia de las aven­tu­ras del héroe epó­ni­mo, y Sha­kes­pea­re, un dra­ma­tur­go que, de acuer­do con el mo­de­lo de mu­chos de sus co­le­gas, es­cri­bía en co­la­bo­ra­ción, re­ci­cla­ba his­to­rias de otros es­cri­to­res, al­gu­nas de cuyas obras no en­con­tra­ron edi­tor. Así, gra­cias a Roger Char­tier, se ex­pli­ca el mis­te­rio de una obra sin texto pero no sin autor.

Roger Char­tier es di­rec­tor de es­tu­dios de la École des Hau­tes Étu­des en Scien­ces So­cia­les (EHESS) y uno de los más dis­tin­gui­dos his­to­ria­do­res de la cul­tu­ral del libro y de la lec­tu­ra.

También disponible en ebook: http://www.gedisa.com/indexold.htm

Más información

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/10/15/actualidad/1350324195_608259.html